Se encuentra usted aquí

Cristo y Aguadora, la gran pareja